Google+ Igor Paskual se escribe con K ~ el oido del mundo

lunes, 19 de marzo de 2012

Igor Paskual se escribe con K

Hace ya algún tiempo intenté poner en marcha una nueva sección para la que iba a necesitar la ayuda de bandas o artistas con un nivel de repercusión más alto del que normalmente se mueve en esta casa. Así que me puse en marcha y contacté a una gran cantidad de ellos. Bueno, supongo que el no haber comenzado esa sección os dará una idea del éxito obtenido. Sin entrar en detalles, hubo tres tipos de respuestas. Algunos de ellos me respondieron amablemente diciendo que buscarían un hueco o que les diera un tiempo porque estaban liados. Otros me respondieron a través de sus agencias con una gélida negativa del tipo "no va a poder ser". Otros ni siquiera me devolvieron el mensaje. Independientemente de los tres casos anteriores, el resultado fue el mismo. En ese instante decidí abandonar la iniciativa indefinidamente y seguir con lo mío que es ayudar a bandas todavía accesibles.
Hace unas fechas le contaba esto a una buena amiga (gracias Carmen por tu ayuda) y ella, lejos de alentar mi historia con el típico "ya les vale", se descolgó con un "¿por qué no se lo dices a Igor Paskual? es un tío super accesible que ha publicado trabajo hace poco, seguro que le apetece pasar por tu blog". En un principio yo no estaba demasiado receptivo, pero al final me animé y a través de ella me puse en contacto con Igor. ¿Resultado? pues yo diría que excelente es decir poco. Comunicándose con su email personal de manera directa, ha respondido a una entrevista sin poner pegas, ni requisitos, ni nada más que naturalidad y cercanía. Hemos hablado de su disco Equilibrio Inestable, de cómo el rock corre por sus venas, de su trabajo junto al Loco, de su vida personal y de sus proyectos. Ser un guitarrista consagrado podría haber convertido a Igor Paskual en uno de los casos que he citado en el comienzo de este post, pero afortunadamente no es así. Me gustaría recomendar a todas las bandas que han pasado por mi casa buscando un empujoncito y a las que están por llegar, que si algún día ven sus sueños cumplidos, no se olviden de seguir atendiendo a la gente con un mínimo de interés y de humildad.
No solo los buenos discos o los grandes directos dan valor al artista. Hay muchos kilates que van implicitos en el comportamiento de las personas, y esos no los puede comprar nada ni nadie, se tienen o no se tienen, por eso la K de Igor PasKual está más que justificada.
Os dejo con la entrevista, espero que os guste leerla tanto como me ha gustado a mí el poder ofrecérosla...

                                                           ***************************

-       Igor Paskual deja de navegar en la sombra y capitanea su propia nave. ¿Te mareas?

     No, para nada, el camarote es mucho mejor cuando eres capitán!!! Es un barco más pequeño pero la tripulación me reserva el mejor lugar para la singladura.

-        Equilibrio inestable. Una contradicción para titular tu disco. Parece que huyes de la homogeneidad. A tenor de lo que ya se ha hablado de tu trabajo ¿crees que en general la crítica se ha percatado de ello?

     Sí, está claro que se ha percibido la gran variedad de estilos que hay en el álbum. Estoy muy contento porque no sólo hay diferencias en cuanto a los sonidos sino que las letras también explican cosas muy distintas entre sí. Cuanto más mayores nos hacemos mayores experiencias acumulamos y nos volvemos más complejos, con más matices, también, a veces, con más contradicciones.

-        Lo mejor y lo peor de Equilibrio inestable...

     Creo que no soy el más adecuado para decirlo. Ha sido un álbum bastante alabado y aún no lo puedo juzgar con la suficiente distancia. Marca un antes y un después en mi vida pero eso es algo muy personal. Lo peor del disco quizá sea los cambios de acento en algunas palabras y aunque no lo haga mucho prefiero mejorar en ese sentido. Por el resto estoy muy contento.

-        Has invitado a la guitarra en tus canciones, pero no le has dejado ser anfitriona y protagonista. ¿No te gusta el papel de rockero que ha hecho un disco para dar rienda suelta a sus solos?

     En general, hay demasiados solos y pocas canciones. Me gustan los solos que son una canción en sí mismos como los de George Harrison con los Beatles o los de Chuck Berry. O ya poniéndonos en plan solista virtuoso, los que hacen Slash o Brian Setzer. Casi todos mis guitarristas favoritos tienen un peso enorme en la canción, pero no como héroes de la guitarra mástil arriba y abajo sino con cómo se incorporan en la canción  tipo Johnny Marr, Graham Coxon o Pete Townshed. Veo las canciones como un todo, la guitarra es una parte más. Prefiero mil veces a Skip James que a Eric Clapton. Intenté que apenas hubiera solos, incluso en las maquetas de “Bebemos” o “Mis amigos” había pequeños solos, casi motivos de guitarra pero que al final se hicieron o con una trompeta o un sintetizador. Es también una cuestión de texturas. Javier Vargas ya hay uno y el mundo no necesita otro.

-        Contratar un productor es un ejercicio de humildad importante. No quieres perder la perspectiva de tu trabajo. ¿Extrapolas esto a todos los ámbitos de tu vida?

     La única manera de conocernos a nosotros mismos es a través de los demás. Son los otros lo que te dan perspectiva de lo que eres, por eso hay que escuchar y sentir lo que dicen los demás. Puedes ser un imbécil toda tu vida y no enterarte porque nadie te lo dijo o porque te lo dijeron y no pusiste la suficiente atención. En este disco era clave tener un productor, alguien en quien confiara y me diese otro aire. Tardé en encontrarlo, afortunadamente, el dueño del Camdem (donde está rodado “Bebemos”) que es un amigo común de los dos, nos puso en contacto porque creía que él podía ser la persona que buscaba.

-        Decía Jorge Drexler "un hijo te vuelve a enseñar". ¿Esperas que con el tiempo, la paternidad te enseñe o bien te recuerde cosas que ya habías olvidado?

     No sé muy bien qué es lo que te enseña la paternidad, es difícil explicarlo en esos términos tan cuantitativos. Parece que todo tiene que poder medirse o pesarse y no siempre es así. Yo sólo sé que me siento mejor, mucho mejor, adoro estar con él y creo que soy, incluso, mejor persona, quizá más generoso y con un código de valores algo distinto al que tenía hace unos años. Ser padre es agotador pero reconozco que es una pasada.

-        Has dicho que posiblemente tus letras deban, digamos, diversificarse a corto plazo. Sinceramente, ¿crees que tu evolución natural lo requiere o es simplemente porque "ya toca"? ¿Temes que la gente te vea encasillado en temáticas de rockero ortodoxo?

     No es tanto temor a cómo me vean los demás sino a cómo me veo yo mismo.  A estas alturas quienes han seguido más o menos mi carrera saben que mi ADN es rock pero que tengo ya poco de ortodoxo. Lo que ocurre es que uno tiene que ir cuestionándose las cosas para no estancarse o caer en la autocomplacencia. Igual no consigo cambiar  o simplemente no tengo que hacerlo ahora, pero me gusta poner en duda lo que hago. El rock es demasiado importante en mi vida como para no pensar sobre ello de vez en cuando.

-        Has confesado que vas en serio y que este no será tu único disco. ¿Está asentada la formación de tu banda o quedan flecos por pulir para llegar a cimentar un proyecto a largo plazo?

     Que estoy contentísimo con mi banda está claro. Y en un tiempo ya veremos qué pasa, es decir, qué es lo que quieren ellos, qué necesito yo...A mi me encantaría seguir pero llevo demasiados años en esto para saber que un tipo que has contratado para seis mese termina actuando contigo veinte años o que, de pronto, con tu grupo de toda la vida ya no os aportáis nada. No existen las matemáticas en las bandas, tan sólo química y las reacciones son muy imprevisibles. Además, en las grabaciones sí que me gusta probar gente distinta. Y cuando vuelva a Argentina también me gustaría mantener la banda que tengo allí.

-        Un reflexión que te he leído y me pareció sorprendente por su tremenda carga de auto crítica. Decías que Babylon Chat no triunfó porque las canciones no eran suficientemente buenas o bien porque no se trabajó lo suficiente. ¿No crees que eres muy duro contigo mismo? 

     No lo sé. Las circunstancias que rodean a un éxito son múltiples. Está claro que si una gran compañía apuesta por ti y ha invertido unos sesenta u ochenta millones de pesetas que es lo que hace unos años costaba lanzar a un grupo tipo Amaral, eso ayuda. Pero no es lo único. A veces el producto es bueno pero no es el momento para eso o no comunica cuando se lanza al mercado, o necesita que pasen unos años para ser apreciado. Esas palabras las dije porque estoy harto de que los músicos se quejen tanto cuando las cosas salen mal pero, eso sí, al llegar el éxito todos se apuntan los méritos sin compartirlo con nadie, eso lo odio. Pero bueno, lo cierto es que Babylon Chàt curramos como perros, éramos muy trabajadores, no sé muy bien porqué diría que no se trabajó lo suficiente.

-        ¿El plantear tu carrera en solitario como un proyecto sólido pone en peligro tu carrera con el Loco? ¿Te ves capaz de llegar a todo?

     Es un pregunta complicada. Deseo con todo mi corazón seguir tocando con el Loco, me lo paso de maravilla y es una gran banda pero, por otro lado, está claro que no puedo paralizar mi carrera en solitario un año y medio. Este año ha sido muy bonito pero  se ha hecho un esfuerzo enorme por parte de mi compañía, mi manager, los chicos de la banda...me ha costado levantar el vuelo que no veas y hubo unos meses críticos en los que no me estaba saliendo nada bien. Por suerte hay web y blogs como el tuyo y algunas pequeñas radios y revistas de rock que han puesto interés y, gracias a eso, estamos ya en el buen camino. No sé, ya veremos qué pasa, mi deseo, obviamente, es combinar las dos cosas, adoro la música, soy trabajador y puedo con las dos cosas sin problema. Pero habrá que ver cómo vienen las fechas y todo lo demás.

-        Hoy en día hay más música disponible de la que se puede digerir. Los discos mueren en el "incoming" de nuestros ordenadores sin tiempo de cristalizar. Has dicho que para robarle a alguien 30 minutos de su vida hay que hacer algo que merezca la pena, pero yo creo que el que se pone a la escucha debe corresponder con el mismo respeto, debe ser algo recíproco. ¿Se ha perdido un poco el ritual de escuchar un disco como dios manda o quedan muchos románticos que aprecian paladear un disco sin prisas? 

     Hay mucha gente que aún saborea la vida, pero el mundo ha sufrido un proceso de aceleración que nos lleva a deglutir todo con más prisa. No respetamos los tiempos de nada, ni siquiera cuando se muere un familiar le damos una pausa lógica para asimilarlo. La comida, las relaciones, incluso el sexo se vive con cierta ansia. Incluso cuando estás componiendo necesitas más tiempo del que parece, para que las canciones reposen. Personalmente prefiero escuchar menos y mejor. Además, ahora estoy metido en cosas como Pere Ubu, Mission of Burma o Big Black que necesitan su tiempo. Hay que comer despacio o sino la digestión puede llegar a ser muy pesada.

-        Parece que estamos viviendo la gran explosión del Indie aunque yo diría que se ha abusado de esta etiqueta en general, con la pérdida de valor que esto conlleva. Hay grupos de rock que incluso la utilizan para poder acceder a más webs, listas de música y audiencia en general. ¿Temes que se pierda el valor del rock clásico y todo se convierta en un sonido incierto, sin identidad?

     Bueno, identidad tiene todo, personalidad casi nada. Ahora mismo la etiqueta “indie” tiene más que ver con esos grupos que salen en la Rolling Stone. Debe de haber cuatro multinacionales. En teoría cualquier cosa que no entre en eso es independiente. Pero nunca se es independiente de nada, como bien insinúas, hay redes de revistas, webs y festivales que forman alianzas o circuitos alternativos a eso de los 40 Principales o las televisiones pero, en el fondo, forman una estructura bastante sólida y, en ocasiones, más poderosa que lo “oficial”. Los terrenos se han difuminado. Además, sonidos cono el de Radiohead o el de Teenage Funclub por decir dos polos opuestos, que antes no eran habituales, hoy en día están perfectamente asimilados. Los Planetas hoy en día, ya no le suenan “raros” o ruidosos a nadie. Igual que pasó con Barricada en su momento. Son paladeables por cualquiera y por eso venden algunos discos y aparecen en revistas de gran tirada cada poco.

-        Hablemos de otros proyectos. ¿Qué me dices de tu libro "el arte de mentir"? ¿Puedes darnos novedades?

     Tengo mil cosas. Ahora estoy impartiendo un curso de punk en el Aula de Música de Extensión Universitaria en la Universidad de Oviedo y lo disfruto un montón. Hay mucha gente matriculada y es un hecho pionero en la Universidad de este país. Me lleva mucho tiempo preparar las clases pero es muy reconfortante. El cuatrimestre pasado fue sobre Nick Cave y también salió estupendo. Sigo con mis artículos semanales que me gustaría recopilar en algún momento. Y ya estoy probando cosas para el segundo disco. “El arte de mentir” saldrá en septiembre, por fin, son textos cortos, y hablan de ropa, de sexo, de rock, de personajes que me interesan no necesariamente del mundo del rock. Creo que va a ser muy interesante. Ahora ando pendiente de darle un buen empujón a mi trabajo de investigación relacionado con el fútbol. Y ahora hay un proyecto muy chulo que, en seguida, sabréis.

-        Para finalizar, es costumbre en esta casa el pedir que nos recomiendes grupos que te hayan gustado, sorprendido o bien que consideres puedan pasar por mi casa en un futuro.

     Un poco lo que te dije en la entrevista, Pere Ubu y tal pero, además, cosa como The Jesus Lizard me tienen alucinado. Y escucho mucho Rocksteady, recopilatorios de Trojan y de Studio One. Tiene mucha magia esa música, está toda basada en torno al ritmo y muy pocos acordes. Gente que escuchaba a los demás al tocar. He redescubierto a Husker Dü y el “Let it be” de los Replacements y estoy muy feliz. Pero creo que lo que más pongo en casa es a Sinatra, da igual el disco que elijas, todos son buenos. 

Y hasta aquí la entrevista con Igor Paskual, al que agradezco profundamente el haberme dado la oportunidad de tenerle en mi casa, a la que queda eternamente invitado para todo cuanto desee. Os dejo con su vídeo Bebemos, y os emplazo a visitar su web, su facebook y su myspace por todas las razones que os he explicado arriba y alguna más que deberéis descubrir por vosotros mismos....








7 comentarios:

¿Quieres vender tu disco en eloidodelmundo? Estás a un click de saber más

Publicidad low cost! Publicidad low cost! Publicidad low cost!

Difunde la palabra de eloidodelmundo!

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More