Google+ Gracias? ~ el oido del mundo

jueves, 12 de julio de 2012

Gracias?


Hoy me veo en la obligación de escribir esta carta y decir algo que hace mucho tiempo que deseaba decir; GRACIAS.
Si, porque he pasado de estar indignado a estar agradecido. He pensado mucho en a quién dedicar este escrito, y creo que lo mejor es hacerlo a quienes han dirigido, dirigen y posiblemente dirigirán de igual manera el destino de nuestro país. No quisiera personalizar demasiado no vaya a ser que alguien NO se de por aludido. Es mejor así.
Le he dado vueltas y vueltas a la situación que estamos sufriendo y he llegado a la conclusión de que estamos en la obligación de darles las gracias y explicarles el por qué.
Gracias por hacerme dejar de ver a mis vecinos como a extraños. Nunca he tenido demasiado trato con ellos, los juzgaba por encuentros fugaces y, sin darles tiempo ni oportunidad, los clasificaba sin apenas conocerlos. Ahora conozco sus vidas, sufro viendo cómo unos viven pendientes del embargo, comen con la paga de la abuela que ha tenido que mudarse con ellos para poder darles de comer o duplican turno con horarios infrahumanos para poder hacer frente tan solo a los pagos de obligado cumplimiento. Sin excesos, sin lujos, como han hecho siempre a pesar de lo que nos quieren hacer creer. Ahora son personas con nombre y apellidos que me importan más que antes de todo este estropicio.
Gracias por hacerme valiente. Cuando todo era cómodo y podíamos vivir normalmente, porque yo nunca he podido vivir más arriba de la planta de la decencia, no me hacía falta pensar demasiado ni en mi futuro ni en otro tipo de situaciones que ocurrían a mi alrededor. Ahora, gracias a ustedes, he reactivado la chispa que hace bien poco todavía tenía y trato de mejorar tanto mi formación como mi capacidad para estar dispuesto a cambiar y enfrentarme a nuevos retos. Porque la incertidumbre requiere de arrojo y valentía, y de eso, como de otras tantas virtudes, los viandantes andamos más que sobrados.
Gracias por hacerme creativo. Ya no puedo permitirme llevar a los míos aquí y allá, porque todo lo que entra en mi casa tan solo va a servir para pagar los servicios mínimos que en lugar de ser asequibles, se han convertido en casi un lujo. Ahora que no puedo echar mano de todas las “comodidades extra de los que hemos abusado” como son el cine, una cena a la carta o tomar unas copas en un bar, he aprendido a programar un picnic en la playa, a pasear por el parque con unas pipas y unas gominolas o a sentarme a jugar al veo veo. Y, sorprendentemente, a mi hija también le encantan estas cosas. Disfruto más de mi familia que de las cosas que la rodean. Sin aditivos, sin entretenimientos, solo cariño y palabras.
Para terminar, porque extenderse más no va a servir de nada, gracias por desterrar de mi mente cualquier atisbo de conformismo, por convencerme con vuestros actos de que hoy, más que nunca, estamos solos en esto y nadie de arriba nos va a ayudar ni se va a preocupar por casos personales. Ahora estoy tranquilo porque he conseguido ver a cada persona que camina por las calles como parte de un todo, de algo grande, de una sombra gigantesca que se alarga un poco más a cada momento que pasa y cubre ya casi totalmente el hemiciclo. Ahora soy una persona mejor. Despojado de todo, con el alma en carne viva, capaz de atravesar paredes y muros, de ver el interior de las personas, de percibir lo que va a pasar. Me han convertido en un superhéroe. Y lo mejor es que no me han transformado solo a mí, si no a un montón de millones de personas más. GRACIAS.
Pero por favor, no me respondan por carta ni por teléfono. Es muy posible que, antes de lo que ustedes mismos piensan, un montón de amigos agradecidos y yo, pasemos a decirles esto en persona.

(Joder, y me prometí no hablar de política)

7 comentarios:

¿Quieres vender tu disco en eloidodelmundo? Estás a un click de saber más

Publicidad low cost! Publicidad low cost! Publicidad low cost!

Difunde la palabra de eloidodelmundo!

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More